La mágica cancha de fútbol en el Amazonas

#En200Palabras

#En200Palabras:

En la triple frontera amazónica, en la cual se unen los territorios de Colombia, Brasil y Perú, tomé un ferri río a arriba para adentrarme en la selva y encontrarme con poblaciones indígenas y campesinas. 

Después de avistar algunos delfines rosados y de navegar, aproximadamente, unos veinte minutos por el río Amazonas, ese mismo que es llamado por los moradores Río Amarillo o Solimões (va desde la triple frontera hasta Manaos, Brasil, donde se junta con el río Negro), observé algo que me llamó la atención: una embarcación, tipo planchón, anclada en el costado derecho. 

Se trataba de una cancha de fútbol en el río Amazonas. El terreno de juego, similar a uno de fútbol sala, pero con césped sintético, cubierto con mallas para que el balón no se saliera y con demarcación en el centro y en las áreas de meta.

Cancha de fútbol sobre el río Amazonas.

Esta singular cancha, ubicada al frente de un popular hotel en la selva, es el lugar para que moradores y turistas jueguen. Aunque al principio se siente raro: la cancha se mueve por el oleaje y la humedad es alta. Luego, uno se acostumbra.

La mágica, imponente y significativa cancha es el ejemplo de la universalidad del fútbol.

Andrés Esteban Marín
Andrés Esteban Marín
Periodista, especialista en Gerencia de la Comunicación con Sistemas de Información, magíster en Comunicación, maestrando en Ciencia, Tecnología y Sociedad, exárbitro de fútbol, Líder Catalizador de la Innovación y profe universitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí