Cuando tratamos la accesibilidad con relación al diseño, realmente estamos hablando de cómo hacer que nuestro contenido esté abierto a todas las audiencias.

Artículos relacionados: Pautas de accesibilidad para el diseño web

El diseño accesible surgió para permitir a las personas con discapacidad una mayor libertad para interactuar con los servicios y con la diversidad de pantallas. Sin embargo, hoy en día, se reconoce ampliamente que el concepto se aplica a la sociedad en su conjunto.

Aunque no se tenga discapacidad física o neurológica identificada, la experiencia de usuario, UX, nos afecta a todos.

Un diseño universal y para todos.

La investigación y el desarrollo de diseños centrados en la accesibilidad benefician a todos en la sociedad y permiten interfaces realmente efectivas.

Principios fundamentales

De manera similar a las ocho reglas de Ben Shneiderman para el diseño de interfaz de usuario, son siete los principios adicionales para el diseño inclusivo que están destinados a ayudar a los creadores de contenidos.

Artículo relacionado: Realmente, ¿qué significa la experiencia de usuario?

Estipulados por el Grupo Paciello, estos principios tratan sobre el diseño para las necesidades de las personas con todo tipo de discapacidades, ya sean permanentes, temporales, situacionales o cambiantes:

1. Proporcione una experiencia comparable

La interfaz deberá proporcionar una experiencia comparable para que las personas puedan realizar tareas de una manera que se adapte a sus necesidades, sin socavar la calidad del contenido.

2. Considere la situación

Las personas usan la interfaz en diferentes situaciones. Asegúrese de que su interfaz ofrezca una experiencia valiosa a las personas, independientemente de sus circunstancias.

3. Sea consistente

Use convenciones y siglas familiares y úsalas de manera consistente.

4. Dar control

Garantizar que las audiencias tengan el control. Las personas deberían poder acceder e interactuar con el contenido de la manera preferida, no impuesta por la interfaz.

5. Opción de oferta

Considere proporcionar diferentes formas para que las audiencias completen las tareas, especialmente aquellas que son complejas y no estándar.

6. Priorice el contenido

Ayude a los usuarios a centrarse en las tareas principales, las características y la información priorizándolos dentro del contenido y el diseño.

7. Agregue valor

Considere el valor de las funciones y cómo mejoran la experiencia para diferentes audiencias.

Artículo relacionado: Desde la accesibilidad, ¿cuál es tu experiencia digital?

Estos principios están destinados para ser aplicables en cualquier área del conocimiento, incluyen no solo al diseñador de la interfaz de usuario, sino, también, a cualquier otra persona involucrada en procesos de innovación, como diseñadores gráficos, desarrolladores de ideas y creadores de contenido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí